La edad adecuada para conducir

Mi abuelo, ochenta y seis años y más fresco que una lechuga, el hombre todavía se toma sus copejas de vino en la comida y de vez en cuando hasta un anís, es muy vital y ágil, para deciros que todavía conduce, a mi la verdad es que ya me da un poco de miedo […]